Bomberos del barrio Remansito de CDE se quedarán sin cuartel

0
21

Uno de los servicios prestados por los bomberos en el barrio Remansito de Ciudad del Este.   

Bomberos Voluntarios K17 del barrio Remansito comunicaron a la ciudadanía que quedarán sin cuartel debido a que el predio donde está instalado el local es de la parroquia San Antonio de Padua, cuyo consejo económico parroquial decidió usar el local para generar ingresos. El consejo dio tiempo de 30 días a los voluntarios para desalojar el predio o en todo caso pagar alquiler.

Mediante un comunicado, los Bomberos Voluntarios del barrio Remansito de Ciudad del Este informaron que tienen 30 días para buscar otro sitio donde instalar el cuartel, caso contrario deberán cerrar el mismo, ya que no podrán pagar el alquiler en donde están actualmente. Lamentaron la situación ya que existen muchas necesidades en la comunidad.

“El día de 10 de febrero de 2021 fuimos notificados que el Consejo Económico Parroquial ha resuelto usufructuar el local para generar ingresos. Por lo que nos vemos obligados a abandonar el local por no contar con los recursos necesarios para tomar una responsabilidad, como es el pago de alquiler en vista a que los servicios de emergencias son sumamente costosos”, informaron desde la institución bomberil.

“Dentro de los (30) treinta días estaremos buscando un nuevo local, ya sea dentro del mismo barrio o lugares aledaños para poder seguir brindando los servicios de emergencias a la comunidad”, expresaron, a través del presidente el Brig. Gral. Daniel Antonio Medina, agradeciendo a su vez a la parroquia por el tiempo que se usó el sitio para prestar los servicios. 

NOTA DE LA PARROQUIA

Según detalla la nota de la comisión económica de la parroquia San Antonio de Padua, el 5 de setiembre del 2018 se firmó un contrato de usufructo del inmueble entre las partes por un lapso de dos años, lo cual feneció el año pasado. La intención es usar el espacio con el fin de generar ingresos y paliar gastos de la parroquia.

La parroquia no tiene inconvenientes que el cuartel siga funcionando en el lugar siempre y cuando se pague alquiler. De no firmar el contrato, el cuartel debe abandonar el lugar en 30 días. Los bomberos no pueden abonar la renta, por lo que no les queda de otra que salir del lugar y esperar el apoyo de algunas instituciones públicas o de la ciudadanía para seguir sirviendo a la comunidad.

Fuente -> http://www.laclave.com.py