Bolsonaro celebra con Abdo Benítez el casamiento entre Brasil y Paraguay

0
15

Los gobernantes visitaron las obras de un segundo puente entre ambos países, que se construye sobre el río Paraná y unirá la ciudad brasileña de Foz de Iguazú y la localidad paraguaya de Presidente Franco, en un punto próximo a la triple frontera con Argentina.”Esta es una obra de integración” entre dos países que tienen un “casamiento perfecto”, declaró Bolsonaro al recibir a Abdo Benítez, a quien valoró como “un presidente que se preocupa y trabaja de hecho por su pueblo y tiene la democracia y la libertad como lema”. El encuentro, el tercero entre ambos gobernantes en los últimos dos años, se celebra en el lado brasileño de la frontera y, según han dicho fuentes de ambos países, tendrá una “agenda abierta”, aunque con foco en la integración y el comercio bilateral. Fuentes oficiales brasileñas dijeron a Efe que también serán abordados asuntos relativos al Mercosur, que ambos países integran junto con Argentina y Uruguay y que este mismo mes celebrará su cumbre semestral, aunque en forma virtual, debido a la pandemia de coronavirus. Lea más: Mario Abdo y Jair Bolsonaro se reúnen para ver avances del Puente de la Integración En esa cumbre, Uruguay le traspasará la presidencia semestral del Mercosur a Argentina, cuyo presidente, Alberto Fernández, es ahora el único progresista en un bloque dominado por líderes volcados a la derecha, como Bolsonaro, Abdo Benítez y el uruguayo Luis Lacalle Pou. El Gobierno paraguayo también ha adelantado que pretende discutir la futura negociación del Anexo C del Tratado de Itaipú, que rige el funcionamiento y la distribución de la energía generada por la represa hidroeléctrica compartida por ambos países. Paraguay y Brasil deberán renegociar ese tratado en 2023, cuando se cumplirán 50 años de su firma, y en particular una cláusula en la que se establece que cada país recibe el 50 % de la energía, pero debe venderle al otro socio aquella que no utiliza. Paraguay satisface su demanda con poco más del 5 % de la energía que recibe de Itaipú, por lo que el resto acaba en Brasil y a unos precios preferenciales, muy inferiores a los del mercado. Tras la visita a las obras del puente fronterizo, Bolsonaro y Abdo Benítez tienen prevista una reunión privada, a la que se unirán luego ministros de ambos Gobiernos, tras la cual compartirán un almuerzo y harán una declaración a los periodistas.Fuente: EFE

Fuente -> http://www.ultimahora.com