Bolivia concluye lento escrutinio que sella victoria del delfín de Evo Morales

0
22

Tras el conteo del 100% de los sufragios, el delfín del ex mandatario Evo Morales obtuvo el 55,10% de los votos válidos, frente al 28,83% de Mesa. En tercer lugar quedó el derechista Luis Fernando Camacho con 14,0%.El resultado final coincide, con leves variaciones, con las proyecciones dadas la noche del domingo por dos encuestadoras, que permitieron acabar con la incertidumbre por la falta de resultados preliminares oficiales siete horas después del cierre del sufragio. Nota relacionada: Candidato de Evo celebra triunfo a espera de resultados oficiales en Bolivia Estas encuestas pronosticaban una ventaja de 22 puntos de Arce sobre Mesa, pero el resultado final fue mayor: 26,27 puntos. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) proclamará este viernes a las 18.00 local (22.00 GMT) a Arce como vencedor, lo que marca el retorno al poder del Movimiento al Socialismo (MAS), 11 meses después de la caída de Morales en medio de una convulsión social y denuncias de fraude electoral. Informe final El presidente del TSE, Salvador Romero, adelantó que Arce y el nuevo Congreso —renovado íntegramente el domingo—, asumirán “en el transcurso de la primera quincena de noviembre”, sin dar una fecha exacta. Arce, de 57 años, que fue el artífice del “milagro económico” del gobierno de Morales (2006-2019), consiguió su victoria gracias al capital político de su mentor y a las esperanzas de un retorno a la prosperidad perdida, en un país azotado por el coronavirus y la crisis económica. “La izquierda ganó porque Arce estuvo cerca de la gente, comió con ellos en los mercados, compartió con el pueblo”, declaró el analista político Carlos Cordero a la AFP. Puede leer también: Carlos Mesa reconoce el triunfo de Arce y asume que será oposición en Bolivia “Además, Arce entiende que el estado tiene una función social, que no todo es eficiencia económica como pasa en la derecha, entiende que también debe haber solidaridad económica”, agregó. Sectores de derecha —conmocionados por el sorpresivo veredicto de las urnas no anticipado por ningún sondeo— han protestado en Santa Cruz (este) y Cochabamba (centro) denunciando un supuesto “fraude”. Sin embargo, la misión de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) dijo que el proceso fue limpio y transparente. Los propios adversarios de Morales facilitaron el triunfo de su delfín, pues no aprovecharon el peor momento del MAS para sacar réditos: en vez de unirse, siete políticos anti-Evo se lanzaron como candidatos. Elogio de la UE La Unión Europea —que también envió observadores electorales a Bolivia— felicitó este viernes a Arce y expresó su esperanza de comenzar a trabajar en breve con las nuevas autoridades electas. Una nota firmada por el alto comisionado europeo para las Relaciones Exteriores, el español Josep Borrell, también elogió la masiva participación electoral a pesar de las restricciones por la pandemia de coronavirus. Le puede interesar: Evo Morales denunciará a Luis Almagro por informe de la OEA sobre Bolivia La Unión Europea “continúa al lado de Bolivia, y espera poder trabajar con las nuevas autoridades por la consolidación de la prosperidad y la estabilidad en el país, con espíritu de reconciliación, unidad e inclusión”, dijo Borrell. El MAS obtuvo mayoría en ambas cámaras, pero no logró los 2/3 que le hubieran permitido aprobar cualquier ley sin necesidad de negociar con otras bancadas, como ocurría en tiempos de Morales. El domingo votaron 6.483.893 personas, una participación récord del 88,42% de los ciudadanos habilitados, según los datos finales del TSE. “Almagro debe renunciar” En las elecciones de octubre de 2019, la misión de la OEA emitió un crítico reporte que alimentó las denuncias de fraude en favor de Morales. Miles de bolivianos salieron a las calles a protestar contra Morales, quien al cabo de tres semanas de convulsión renunció al perder el apoyo de los militares. Los cuestionados comicios fueron anulados y reprogramados para 2020. El jueves, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, afirmó que no hay “paralelismo” entre las elecciones bolivianas de 2019 y las de este domingo. “No hay cifras trasladables”, “no es muy inteligente hacer ese paralelismo”, insistió Almagro en Washington, tras recibir duras críticas de México por el papel de OEA en los comicios de 2019. “Luis Almagro debe renunciar, si tiene ética y moral”, dijo el jueves Morales, cuyo regreso a Bolivia de su exilio en Argentina quedó pavimentado con el triunfo de su delfín.Fuente: AFP./Miguel Sánchez

Fuente -> http://www.ultimahora.com