Bolívar iguala de visita con Tigre por el grupo de Guaraní – Fútbol

0
27

BUENOS AIRES. El Bolívar igualó 1-1 de visita en Buenos Aires frente al Tigre este martes por la cuarta fecha del Grupo B de la Copa Libertadores, en partido jugado en el estadio José Dellagiovanna, en el norte de la ciudad de Buenos Aires.

22 de septiembre de 2020 – 20:52

Pablo Magnín (17) abrió la cuenta para el conjunto argentino y Marcos Riquelme (36) anotó la igualdad para el elenco boliviano, luego de aprovechar un grueso error del arquero local Marinelli.

El portero de Bolívar, Javier Rojas, se lució al atajarle un penal a Magnín y evitar la caída de su equipo en los descuentos (90+3).

El empate deja a Bolívar en el tercer puesto del Grupo B con 4 puntos y a Tigre último con 1, mientras que más arriba están el Palmeiras (9) y el paraguayo Guaraní (6), que se medirán el miércoles en Asunción.

En la quinta fecha, Bolívar visitará el miércoles 30 de setiembre a Palmeiras, mientras que Tigre recibirá a Guaraní el jueves 1 de octubre.

Empezó un poco más prolijo Tigre, con la intención de manejar la pelota con la habilidad de ‘Cachete’ Morales y la movilidad de Juan Cavallaro, que tuvo la primera ocasión con un remate esquinado al que Javier Rojas llegó con la punta de los dedos.

Problemas atrás

Sin embargo, a pesar de ese dominio territorial, Tigre, tal como le pasó la semana pasada en Asunción ante el Guaraní, se mostraba muy permeable en el fondo, y Marcos Riquelme a punto estuvo de abrir la cuenta para el once de La Paz con un bombazo que estalló en el poste izquierdo.

Tigre abrió la cuenta tras un sorpresivo remate de media distancia de Giacopuzzi; Rojas dio un rebote largo y elevado, la defensa visitante tardó mucho en despejar y Magnín estuvo atento para tomar el balón y enviarlo a la red con un zurdazo cruzado.

Rojas debió intervenir nuevamente ante un remate de Cardozo que buscaba el rincón, pero con el transcurso de los minutos Bolívar mejoró, tomó el control del mediocampo y empezó a acercarse con frecuencia sobre el área local. El español Rey estampó un tiro en el larguero tras una buena jugada por la izquierda del ataque.

La igualdad bolivariana llegó de la manera más insólita, cuando el arquero Marinelli intentó salir con un pase, pero Riquelme presionó, interceptó y con un toque hizo que la pelota entrara mansamente por el medio del arco de Tigre.

Bolívar, dirigido por Claudio Vivas, terminó dominando la primera parte, y casi la termina en ventaja tras una buena combinación entre Saavedra y Arce que culminó con un cabezazo de Riquelme, pero esta vez apareció Marinelli con una estirada salvadora.

La segunda mitad empezó tal como terminó la primera, con Bolívar más desenvuelto y mejor parado ante un Tigre confundido y con muchos problemas en defensa.

Durante un largo rato la visita acumuló méritos para llevarse los tres puntos, con una buena actuación de Riquelme, peligroso para el endeble fondo local y que a punto estuvo de anotar luego de robar el balón en la salida y eludir a Marinelli, pero Abel Luciatti surgió para despejar cuando el delantero se aprestaba a definir ante el arco desguarnecido.

Tigre recuperó el protagonismo cerca de los 20 minutos del complemento, ganó profundidad con los cambios, y Magnín volvió a exigir a Rojas por dos veces, primero con un cabezazo al rincón bajo y luego con un frentazo bombeado que obligó a una formidable estirada del arquero.

Riquelme tuvo un par de ocasiones más para darle el triunfo a Bolívar, pero remató desviado luego de ganarles a los centrales locales, y luego se encontró con una buena respuesta de Marinelli a un remate potente en el primer palo.

En tiempo de descuento, Tigre tuvo una última ocasión, con un penal por mano de Luis Gutiérrez, pero Javier Rojas se adueñó de las luces con una estirada hacia su izquierda para desviar el remate de Magnín y mantener la igualdad para Bolívar.

El empate no resultó un gran beneficio para ninguno, pero dejó mejor posicionado a Bolívar de cara a lograr al menos el tercer puesto para acceder a la Copa Sudamericana, mientras que Tigre quedó contra las cuerdas, sin triunfos en cuatro fechas y con apenas dos partidos por delante para tratar de evitar la despedida de los torneos internacionales.

Fuente -> http://www.abc.com.py