Big data, inteligencia artificial y fármacos, receta magistral

0
52

En esencia, su objetivo no es otro que dar forma a una nube de datos que relaciona matemáticamente la estructura química del medicamento en ciernes con su actividad biológica. El proceso fomenta la posibilidad de realizar modificaciones estructurales que potencien la eficacia de los futuros compuestos terapéuticos.

“Creamos modelos matemáticos que intentan imitar las redes neuronales de nuestro cerebro”, explica la científica del CSIC Nuria Campillo, fundadora de AItenea Biotech junto con otros emprendedores del ámbito de la tecnología, así como expertos en inteligencia artificial y modelos predictivos de datos.

Los investigadores aportan la copiosa información de las estructuras químicas existentes en el mercado a la nube –el big data–, y las citadas redes neuronales sintéticas analizan la propiedad que se pretende estudiar, como, por ejemplo, la toxicidad de las fórmulas en desarrollo. La forma de trabajar del modelo, a través de la memoria, ha evolucionado desde los métodos matemáticos convencionales, relacionando distintas variables, hasta llegar al aprendizaje automático y el aprendizaje profundo. Los nombres de estas dos tecnologías hacen referencia a la capacidad de que el sistema aprenda por sí solo.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es