Biden se sitúa a un paso del triunfo, Trump demanda varios recuentos – Nacionales

0
16

El demócrata Joe Biden se situaba anoche a un paso de la presidencia de Estados Unidos tras sumar preliminarmente victorias en estados clave. Su rival, Donald Trump, reiteró que la “elección no ha terminado”.

07 de noviembre de 2020 – 01:00

WASHINGTON (AFP, EFE). El presidenciable demócrata tomó ayer la delantera en el crucial estado de Pensilvania frente al presidente Donald Trump, quien lucha por conseguir su reelección.

Pensilvania le permitiría a Biden cruzar el umbral de los 270 votos requeridos en el Colegio Electoral para alzarse con la presidencia de Estados Unidos.

Con el 96% del escrutinio en Pensilvania, el estado natal de Biden, el candidato demócrata aventajaba al mandatario republicano por 14.500 sufragios, según cifras electorales estatales. Biden, quien acumulaba al menos 253 votos electorales, iba primero en Pensilvania (que le aportaría 20 votos electorales), Arizona (11), Georgia (16) y Nevada (6).

Trump, que tenía un total de 214, encabezaba la carrera en Carolina del Norte (15) y Alaska (3), los otros dos estados en los que aún avanzaba el conteo desde el 3 de noviembre.

Vía legal

El camino hacia la reelección del presidente estadounidense, Donald Trump, es cada vez más estrecho y pasa necesariamente por Pensilvania, sin cuyos 20 votos en el Colegio Electoral le será imposible lograr un segundo mandato en la Casa Blanca.

Con apenas 214 delegados asegurados de los 270 que necesita para ganar las elecciones, la campaña de Trump confía ahora en que las demandas que ha interpuesto para desafiar el escrutinio en cuatro estados bisagra den algún fruto significativo, algo que no ha ocurrido hasta ahora, o en que haya recuentos en varios de esos territorios que le den la vuelta al mapa electoral.

Con base en el conteo actual, Trump no podrá ganar si no se impone en Pensilvania, donde este viernes le arrebató la ventaja su rival demócrata, Joe Biden.

Aún si ganara los otros tres estados clave que quedan en juego –Georgia, Nevada y Carolina del Norte– y le diera la vuelta a las cosas en Arizona, algo improbable dada la tendencia de los votos que quedan por contar, Trump se quedaría a cinco delegados de la cifra mágica de 270.

Además de imponerse en Pensilvania, Trump necesita conquistar también Georgia, el segundo mayor premio en juego: si no lo hace, el mejor escenario al que puede aspirar es un empate a 269 delegados con Biden.

Ese empate se resolvería en el Congreso de EE.UU.: la Cámara de Representantes elegiría al presidente y el Senado al vicepresidente.

Si no gana en Pensilvania ni en Georgia, Trump tendría que encomendarse a la posibilidad de que un recuento de votos en varios estados le mantenga en el poder, pero no le bastaría con dar la vuelta al resultado solo en uno de ellos.

La otra vía sería que las demandas que presentó permitan invalidar un amplio volumen de votos en varios estados clave. Sin embargo, todavía hay mucha incertidumbre en torno al futuro de la batalla legal, y el panorama se volvió aún más complejo cuando Georgia confirmó el recuento de los votos, algo que también podría ocurrir en Pensilvania.

Fuente -> http://www.abc.com.py