Biden promete unir a EE.UU. tras derrotar a Trump – Mundo

0
25

“Prometo ser un presidente que no busca dividir sino unir”, dijo, exultante, durante un acto al aire libre en su feudo en Wilmington, Delaware.

El veterano político demócrata, que a los 77 años venció al mandatario republicano de 74 años al cabo de una campaña marcada por la polarización, sostuvo que “este es el momento de sanar” el país y pidió a los estadounidenses dejar de tratar a sus oponentes “como enemigos”.

La elección de Biden a la Casa Blanca marca “un nuevo día para Estados Unidos”, señaló su compañera de fórmula, Kamala Harris, quien se convertirá en la primera vicepresidenta en los 244 años de historia de la nación.

“No seré la última”, aseguró entre vítores y bocinazos esta abogada de 56 años, hija de inmigrantes de Jamaica e India, en un mensaje de esperanza ante una multitud de seguidores, entre ellos varias mujeres emocionadas.

Cuatro días después de las elecciones del martes 3 de noviembre, y tras un conteo que mantuvo al país y al mundo en vilo, el exvicepresidente de Barack Obama superó el sábado el umbral de los 270 votos electorales necesarios para definir la contienda, anunciaron los grandes medios estadounidenses.

Trump, el primer presidente estadounidense en no ser reelegido desde George H. W. Bush a principios de la década de 1990, no concedió la victoria.

“Esta elección está lejos de terminar”, dijo en una declaración al conocerse la noticia, mientras llegaba a un campo de golf que posee en Virginia, su primera salida de la Casa Blanca desde la jornada electoral.

“Gané las elecciones … sucedieron cosas malas”, afirmó más tarde al regresar, en un largo tuit en mayúsculas en el que repetía acusaciones sin pruebas sobre un fraude masivo.

Trump ya se había proclamado vencedor entrada la madrugada el miércoles. Ante la creciente ventaja de Biden en el escrutinio, insistió en que los demócratas buscaban “robarle” la elección, y amenazó con recurrir a la Corte Suprema.

A pesar de llevarse a cabo en medio de la pandemia de covid-19 y en un clima político tenso, durante los comicios no se reportaron incidentes graves o fallas técnicas.

La campaña de Trump anunció acciones legales en varios estados. Pero los expertos dicen que Trump tiene pocas posibilidades de revertir los resultados, al no haber proporcionado la evidencia de un fraude.

“La estrategia de litigio de Trump no va a ninguna parte. No hará una diferencia en el resultado de las elecciones”, dijo Richard Hasen, un experto en derecho electoral de la Universidad de California en Irvine.

– Júbilo y desconfianza –

En Washington, miles acudieron en masa a la Casa Blanca y a la “Black Lives Matter Plaza”, un tramo de la calle que lleva a la residencia presidencial bautizada así meses atrás para denunciar la violencia policial contra los afroestadounidenses.

“Todo el mundo está feliz”, dijo Yannh Djedjro, un informático de 32 años.

En Nueva York, cuna de Trump pero bastión demócrata, hubo lágrimas de alegría y bocinazos.

“Trump es un fascista, un racista, un homófobo, un islamófobo”, dijo Hiram González, hijo de inmigrantes mexicanos, al celebrar su derrota.

Pero en Arizona, donde la ventaja de Biden sobre Trump es escasa, o en Florida, donde Trump ya ganó, muchos seguidores del presidente repetían sus denuncias.

“La Corte Suprema es la que tiene que decidir”, dijo María Teresa Chao, una cubanoamericana de 86 años el barrio de La Pequeña Habana de Miami.

CNN, NBC News y CBS News anunciaron el triunfo de Biden poco antes de las 11H30 (16H30 GMT), luego de declararlo vencedor en Pensilvania, su estado natal.

“Felicitaciones a mis amigos”, tuiteó el expresidente Barack Obama, saludando una victoria “histórica”.

El excandidato presidencial estadounidense Mitt Romney fue el primer peso pesado republicano en felicitar a Biden y Harris, personas de “buena voluntad y carácter admirable”.

Los gobernantes del Reino Unido, Canadá, Alemania e Irlanda no tardaron en enviar sus buenos augurios. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, felicitó este domingo a Biden por su victoria y calificó al líder demócrata de “gran amigo de Israel”.

En Latinoamérica, los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Brasil, Jair Bolsonaro, ambos cercanos a Trump, no se pronunciaron sobre la victoria de Biden. El mexicano dijo que esperará a que se resuelvan los “asuntos legales”, en tanto el brasileño guardó silencio.

– Célula de crisis para covid-19 –

Joseph Robinette Biden Jr. se convertirá en el 46° presidente de Estados Unidos el 20 de enero al mediodía, según lo previsto por la Constitución. Para entonces, los estados habrán certificado sus resultados y los 538 votantes del colegio electoral se habrán reunido, en diciembre, para nombrar formalmente al presidente.

A los 78 años, que cumplirá el 20 de noviembre, será la persona de mayor edad en asumir el cargo.

Este centrista que se ha enfrentado al ala más izquierdista del Partido Demócrata, llega a la Casa Blanca tras intentarlo en 1988 y 2008, coronando medio siglo de carrera política, incluidos ocho años como mano derecha del primer presidente negro estadounidense.

Ridiculizado por Trump, quien lo apodó “Joe El Dormido” acusándolo de tener sus capacidades mentales disminuidas, Biden es conocido por su empatía tras varias tragedias personales: perdió a su primera esposa e hija en un accidente automovilístico en 1972, y cuatro décadas después, a otro de sus hijos, Beau, por un cáncer cerebral.

Ahora, Biden prometió restaurar el “alma” de Estados Unidos, amargamente dividido sobre temas como la raza, la inmigración y el porte de armas, y golpeado por la pandemia del coronavirus, que deja más de 237.000 muertos y ha provocado la peor crisis económica en un siglo.

Para abordar la emergencia, anunció que el lunes conformará una célula de crisis sobre el covid-19 con “científicos y expertos líderes”.

Aunque Biden ganó en elecciones con una participación récord de unos 150 millones de votantes, casi la mitad del electorado apoyó a Trump, que recogió un impresionante caudal de más de 70 millones de votos.

Esta división seguramente siga impactando en el Congreso, donde los republicanos se encaminan a mantener su mayoría en el Senado y los demócratas, aunque siguen controlando la Cámara de Representantes, han perdido bancas.

Fuente -> http://www.abc.com.py