Baja temperatura podría perjudicar a cultivos tempraneros de primavera

0
34

Las bajas temperaturas podrían perjudicar los cultivos tempraneros.

Con la intención de salir primero y vender a mejor precio, muchos productores adelantan sus cultivos de primavera-verano, pero corren el riesgo de perder todo si se producen temperaturas muy bajas. Desde la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP) se ha venido advirtiendo de esta situación para evitar perjuicios. “Muchos acostumbran a adelantarse un poco, principalmente a lo que respecta al cultivo de maíz. Esta semana en los medios que me ha tocado comunicarme he manifestado que esperemos la siembra de maíz para el cultivo de primavera-verano. Sí se ha llegado a hacer después de esta lluvia, puede perderse todo”, comentó el ingeniero Rubén Sanabria, representante del gremio en Alto Paraná.

La mandioca también es un rubro que se cultiva desde agosto y septiembre normalmente. También los que se han adelantado pueden perder, sobre todo aquellos cultivos que ya han brotado en este momento. “Los pronósticos para esta parte del continente prevé temperaturas muy bajas en países limítrofes con el nuestro, como Argentina y Brasil, y por ende el Paraguay, Bolivia y Uruguay. Entonces ese es el serio riesgo que tenemos cuando adelantamos los cultivos para salir más temprano en el mercado y vender a mejor precio”, advirtió el técnico.

Pero con respecto a los cultivos normales, especialmente las hortalizas, aquellas que no tienen coberturas, que están a cielo abierto, sin mediasombra o invernadero, evidentemente se debe extremar esfuerzos con los cuidados. “Poner algunas coberturas de rastrojos, hoja de banana, todo lo que puede tapar, algunos frutos, algunos plásticos, usar todas las medidas que se tiene si se registra temperaturas bajas de menos de un grado. Evidentemente estamos en época muy susceptible, especialmente el tomate y locoto que son cultivos que están en este momento en etapa de cosecha y maduración”, comentó el ingeniero Sanabria.

ETAPA SENSIBLE DE TRIGO

Después están los cultivos normales de la época, como el trigo, que es de gran importancia para el país que se autoabastece y el resto se exporta generando divisas. “Está en una etapa muy crítica en el sentido que está en proceso de maduración, de formación de granos que, si está en estado lechoso evidentemente que una tempera de a 1 a menos cero, lo congela, se vuelve triguillo o se pierde totalmente”, resaltó.

En Alto Paraná se cuenta entre 250 a 300 mil hectáreas de trigo. “Es la mayor zona triguera del país, por excelencia siempre fue Itapúa, pero nosotros después les pasamos. Es un cultivo de invierno, no es un rubro de nuestro continente, es de países con temperaturas más bajas, pero se hizo adaptación a la estación a través de investigaciones y hemos logrado”.

Dijo que en países europeos producen el doble de hectáreas porque las condiciones climáticas les favorecen. “Pero nosotros lo adaptamos a nuestro clima. Es un cultivo muy importante, estratégico para la canasta familiar, se produce la harina y también es afrecho, de lo que queda se usa para ración de animales”. 

MAÍZ

En cuanto al maíz, Alto Paraná cultiva unas 250 mil hectáreas, con rendimiento muy buenos, con unos 5 mil kilos por hectárea este año. “El maíz que está en etapa de culminación de cosecha. Tienen muy buena producción, la mayoría está entre 5 a 6 mil kilos por hectárea. Muy buen rendimiento se está teniendo con las últimas parcelas”.

Toda esa producción se exporta. “Tentemos grandes compradores que lo convierten en alimentos para aves y cerdos, pero gran parte la exportamos. Es un cultivo de mucha importancia, mientras que para la agricultura familiar es un cultivo estratégico”.

Fuente -> http://www.laclave.com.py