Ataque a policías: supuesto implicado niega participación

0
40

Los bandidos abandonaron el vehículo en el que se desplazaban y huyeron en otro auntomóvil.

En relación al caso del ataque a policías del Departamento de Automotores, regional Alto Paraná, ocurrido ayer en el km 8 Monday de Ciudad del Este, uno de los supuestos implicados identificado como Jorge Guillen Bogado, negó su participación en el hecho.

En contacto con Radio La Clave, Guillen relató que estaba en su vivienda cuando ocurrió el ataque. Aseguró que esto se puede corroborar mediante el circuito cerrado, que entregó a su abogada Jaqueline Álvarez.

En la tarde de ayer, agentes de Investigación de Delitos lograron identificar a los cuatro delincuentes que atacaron la patrullera policial, hirieron a un agente y robaron un fusil y una pistola. Se trata de Cantalicio Torres Villaverde, alias “Cabalo”, César Rafael González, Víctor Alfredo Chaparro Duarte, y Jorge Guillén Bogado, quien sostuvo que no forma parte de la banda criminal, pero que cuenta con antecedentes por reducción.

Los agentes realizaban una patrulla por la zona del km 7, Ciudad Nueva, fondo (zona del local de Gas Porã). A bordo de la patrullera estaban el oficial inspector Freddy García, subjefe del departamento Automotores de la Policía; la oficial 1º Pamela Núñez, el suboficial inspector Cristian Figueredo y el suboficial 1º Alcides Centurión (conductor), quien resultó herido.

En un momento dado, los policías visualizaron un automóvil de la marca Toyota New Corolla de color gris/plata, con chapa Mercosur AACL 671, que al verificar en el sistema informático de la Policía corroboraron que la matrícula correspondía a un automóvil Toyota Premio. A partir de ese momento, los policías empezaron a perseguir  dicho vehículo para identificar a sus ocupantes. Ya en el km 8, casi frente a la parroquia San Pedro, los uniformados trataron de interceptar el automóvil, cuando uno de los ocupantes empezó a disparar contra la patrullera desde el interior del rodado estando ambos vehículos en movimiento.

No contentos, los marginales descendieron del rodado y a punta de armas largas redujeron a los uniformados y les despojaron de un fusil y una pistola, para luego darse a la fuga. Posteriormente, abandonaron el vehículo en que se movilizaban y escaparon en otro, que sería una Toyota Caldina de color blanco.

Fuente -> http://www.laclave.com.py