Asesino de adolescente está procesado con pedido de declaración de rebeldía

0
19

Así quedó la víctima luego de sufrir la fatal puñalada. El autor está imputado con pedido de declaración de rebeldía.

En la unidad a cargo de la fiscal Hermenegilda Cubilla se resolvió imputar en rebeldía a un criminal que asesinó a un adolescente de 16 años el 19 de enero del presente año, siendo las 04:50 en el aparcamiento de la estación de servicios Puma, ubicado en la intersección de las Rutas 02 y 06PY (km 30). El sospechado fue identificado como Gerardo Luis Benítez Roa, de 26 años, afincado en el km 29 del distrito de Minga Guazú, donde consumían bebidas alcohólicas.

Conforme se desprende de informes colectados a partir del sistema de circuito cerrado de seguridad del local, permitieron a los investigadores del homicidio identificar al agresor, quien aplicó una puñalada en el pecho lado izquierdo al menor Danilo Espínola Barboza, quien murió de manera instantánea. El médico forense, Hugo Céspedes, diagnosticó como causa de la muerte, shock hipovolémico por hemorragia masiva, dado que la herida afecto órganos vitales como el corazón y el pulmón, conforme el relato fáctico de los hechos.

Benítez Roa logró huir del sitio luego de cometer el homicidio y hasta la fecha se desconoce su paradero, cuenta el acta de imputación fiscal arrimado al juzgado penal de garantías. Primeramente, se ordenó la detención del asesino y al no dársele cumplimiento se resolvió el inicio del procedimiento penal en su contra, con pedido de declaración de rebeldía.

La representación pública hizo uso del artículo 105, inciso 1° del Código Penal, en concordancia con el 29 de la misma norma, que califica la conducta desplegada por el autor del hecho, como homicidio doloso. En los fundamentos del requerimiento, la agencia fiscal señala que, por resolución fundada, ha ordenado la detención preventiva del criminal, Gerardo Luis Benítez Roa, a quien se declaró prófugo por el mismo instrumento.

Dijo que deviene procedente declararlo en rebeldía y en consecuencia, una vez detenido deberá ser recluido en el calabozo de la dirección de policía a disposición de esa unidad fiscal y del juzgado penal de garantías. Se desconocen las causas de la brutal agresión que le costó la vida al adolescente. El sujeto se expone a la pena máxima dispuesta en las normas vigentes y no se descarta que conforme surjan de las investigaciones, se solicite así mismo, medidas de seguridad en un eventual contradictorio público.   

Fuente -> http://www.laclave.com.py