Arrestan a supuesta empleada infiel por robo con fallido plan para cubrirla – Nacionales

0
33

Una presunta empleada infiel de una empresa de San Lorenzo fue detenida por la Policía por un el robo de unos G. 38 millones. Se trata de Cinthia Raquel Gamarra, de 28 años, empleada de la sucursal de la firma Alex SA que funciona en la avenida Julia Miranda Cueto esquina Fortín Arce del centro de San Lorenzo y que habría utilizado un ingenioso plan, que pudo haber sido efectivo, de no ser por las cámaras de circuito cerrado.

06 de noviembre de 2020 – 23:57

La peculiar historia se inició el domingo 1 de noviembre, a las 23:54, cuando un delincuente encapuchado se acercó a la entrada de la empresa y rompió la puerta de vidrio aparentemente con un martillo liado con una tela.

El ataque quedó grabado en el sistema de circuito cerrado, que justamente mostró que el marginal solo quebró el vidrio y luego huyó sin siquiera entrar al local, quedando el caso más bien como un hecho de vandalismo antes que de intento de robo.

Tras ser avisado por el patrullero de la empresa de seguridad que monitorea el local, el supervisor de esa sucursal de Alex SA llegó a la escena y verificó que, efectivamente, solo sufrieron la rotura de la puerta de vidrio. Incluso, revisó la caja fuerte y confirmó que estaba intacta.

Sin embargo, en la mañana del lunes 2 de noviembre, cuando dicha sucursal fue reabierta al público, la empleada ahora detenida Cinthia Raquel Gamarra comunicó al supervisor que desaparecieron los G. 38 millones en efectivo que justamente ella “guardó” en la caja fuerte dos días antes, el sábado 31 de octubre, cuando cerraron el negocio por el fin de semana.

Según los policías del departamento de Investigaciones de Central, la mujer habría intentó hacer creer a su jefe que la plata pudo haber sido sustraída durante el ataque que sufrió el negocio el fin de semana, pese a que el marginal ni siquiera entró a la oficina. Entonces, los policías volvieron a ver las imágenes de las cámaras internas e interpretaron que la citada empleada aparentemente se quedó con el dinero que en realidad debía dejar depositado en la caja fuerte.

Esta teoría, que se sustenta en el vídeo de una cámara instalada justamente sobre el cofre de seguridad y que aparentemente Gamarra no sabía que existía. La evidencia fílmica sirvió como base para que la fiscala Mirta Rivas ordenara la detención de la mujer.

El ayer de noche, cuando los policías de Investigaciones fueron a arrestarla en su casa de Areguá, la encontraron en compañía de su novio, un efectivo militar que supuestamente tiene las mismas características del maleante que rompió la puerta de vidrio de Alex SA y que, coincidentemente, tiene un corte en una mano, producido aparentemente por la rotura de un vidrio.

La fiscala Mirta Rivas imputó hoy por hurto agravado a la mujer y pidió arresto domiciliario.

Fuente -> http://www.abc.com.py