Arrancó el torneo entre mascarillas y abrigos

0
19

La estructura de acero vestida con una tela clara fue desplegada desde este domingo por la mañana para hacer frente a unas condiciones lluviosas, ventosas y frías. Los primeros en estrenarla fueron el belga David Goffin, número 12 del mundo, y el prometedor italiano Jannick Sinner.

El joven de 19 años, que debutaba en Roland Garros, se sintió cómodo rápidamente, superando a Goffin en tres sets (7-5, 6-0, 6-3) en menos de dos horas bajo la mirada de apenas un centenar de espectadores. Afectado por la realidad del covid-19, el Grand Slam parisino ha visto cómo se reducía su aforo máximo desde inicios de septiembre, pasando de un máximo de 11.500 espectadores a 5.000 para finalmente quedarse en 1.000 por día.

Roland Garros ya no es el último de los cuatro torneos de Grand Slam en estar completamente a merced de los caprichos atmosféricos. Algo que viene como anillo al dedo, porque los próximos quince días en la capital francesa se anuncian particularmente húmedos y desapacibles.

“¿Es una broma? ¿No ven lo que ocurre? ¿Qué hacemos aquí? Es un poco ridículo”. Sin estar a salvo de la lluvia en la pista Suzanne Lenglen, Victoria Azarenka no disfrutó de su partido de primera ronda ante la montenegrina Danka Kovinic, disputado a 11 grados centígrados. Hasta el punto de que luego de tan solo tres juegos la reciente finalista del US Open presionó al juez de silla para suspender el duelo.

“No se puede sostener la raqueta porque está demasiado húmeda” , se quejó la bielorrusa. “No voy a esperar aquí (en su silla). Hace demasiado frío”, se enfadó Azarenka cuando había que aguardar a que pasara el chubasco. De vuelta a la pista después de treinta minutos de interrupción, la ex número 1 del mundo fue directa al grano, imponiéndose por 6-2, 6-1 en cerca de una hora.

La entrada en liza del español Rafael Nadal, que aspira a su 13º título en París, está prevista para hoy. (AFP).

Fuente -> http://www.abc.com.py