Ante falta de cemento de INC, suben precios y caen ventas en el sector – Nacionales

0
40

CIUDAD DEL ESTE. (De nuestra redacción regional). La INC entrega las cargas de cemento hasta casi un mes después de concretada la venta a los distribuidores de diferentes puntos del país. Históricamente la estatal primero cobró a sus clientes, los dueños de depósitos de materiales de construcción, para recién después efectivizar el despacho, pero ahora, los tiempos se extendieron demasiado, según las quejas recogidas por nuestro diario, y los emprendedores no tienen dinero suficiente ni “espalda financiera” para sostener el “bicicleteo” que viene haciendo la empresa estatal.

Según la promesa de la cementera, el producto “CP II C40” se compra hoy y se retira luego de cinco días hábiles; el tipo “CAB 4,5” después de tres días hábiles. En tanto, el cemento “CP IV 32”, el más requerido, es el que cuya entrega más se posterga, y de hecho, el área comercial de INC informó a sus clientes que este material está “sin plazo” de despacho. Es decir, si el distribuidor compra hoy, pueden entregarle en un mes, o dos, no hay tiempo definido. Finalmente, el anuncio dice también que el “CP II F32” se despacha 10 días hábiles después de la compra.

La excesiva demora en la distribución de los productos adquiridos de la INC afecta a toda la cadena de comercio del rubro de la construcción y se siente con más fuerza en esta parte del país, donde la crisis ya está por colapsar a los emprendedores. “Sin la disposición de cemento para la venta, tampoco podemos comercializar varillas, ladrillos y otros materiales para la construcción”, explicó Nelly Vázquez, de un importante comercio de Ciudad del Este.

Lamentó el ineficiente trabajo de la industria estatal y remarcó que esa falencia aflige con mayor intensidad a los comerciantes en esta crisis económica generada por el covid-19, principalmente en la frontera. “En vez de ayudarnos en esta crisis, nos acogotan más”, reforzó.

“Es una exageración la tardanza para la entrega de cemento. Encima sufrimos maltratos cuando reclamamos por esta situación. Tengo 15 colaboradores inactivos cada vez que no tenemos a tiempo los productos”, cuestionó a su vez Silvino Cardozo, propietario de una empresa de construcción en Villarrica.

El titular de INC le culpa solo a la mayor demanda

Ernesto Julián Benítez, presidente de la INC, no reconoce la escasa entrega y dice que el problema es una mayor demanda. “La INC también está entregando mayor volumen de cemento compuesto estructural a las constructoras de obras públicas, lo cual de hecho circunstancialmente no permite aumentar el flujo de producción del cemento puzolánico, que es el de mayor demanda. No obstante, INC mantiene su promedio de despacho habitual y en virtud de la gran preferencia, estamos trabajando para lograr un incremento en nuestra producción”, dijo, como pintando un panorama positivo en medio de una lluvia de críticas a su gestión.

De G. 45.000 a G. 60.000 por bolsa

Como consecuencia de la escasez de cemento de la INC, el consumidor final ya siente los mayores precios del producto. Mientras que anteriormente se conseguía a G. 45.000 por bolsa de 50 kilos, hoy el cemento se está comercializando en G. 60.000 por bolsa, en los depósitos de materiales de construcción.

La cementera del Estado había recibido US$ 80 millones entre 2014 y 2017, con la promesa de aumentar la producción y reducir costos. Pero ninguna de esas promesas se han cumplido, ya que la estatal sigue poniendo en aprietos a todo el sector de la construcción, cuando más se necesita reactivar la economía a través de este sector.

Fuente -> http://www.abc.com.py