Año del Búfalo, en el calendario chino – Mundo

0
24

El Año Nuevo chino comienza este viernes 12 de febrero de 2021 y se extenderá hasta el 31 de enero de 2022, correspondiéndole el signo del Búfalo, y como elemento, el Metal.

El Búfalo de Metal se caracteriza por su orden, esfuerzo, disciplina y ser un trabajador incansable.

El horóscopo chino consta de 12 signos, y cada uno dura un año lunar (a diferencia del horóscopo occidental donde cada signo dura un mes lunar), en el siguiente orden: Rata, Búfalo, Tigre, Conejo, Dragón, Serpiente, Caballo, Cabra, Mono, Gallo, Perro y Cerdo.

Además, esa creencia incluye a cinco elementos: Madera, Fuego, Tierra, Metal, Agua; correspondiendo este año al Metal.

El horóscopo chino se basa en un cuento mitológico.

El Emperador de Jade, gobernante del cielo en la mitología china, decidió formar una guardia personal con 12 animales de la Tierra.

Envió un emisario al mundo terrenal para dar el mensaje. Los animales deberían cruzar un gran río para llegar a la Puerta Celestial. Los primeros 12 en conseguirlo serían los premiados, y en el orden en que llegasen.

En ese tiempo, la Rata y el Gato no eran enemigos (aunque en otras versiones se habla de que el Gato solía molestar a la Rata). Ambos eran vecinos.

Según una versión, la Rata, para vengarse por las molestias del Gato, no lo despertó el día señalado, y fue sola al río.

En otra versión, una de las más relatadas, ambos fueron hasta el río, siendo la Rata la primera en llegar.

Pero, ni ella ni el Gato podían cruzarlo por su gran caudal.

En eso, llegó el Búfalo y se dispuso a cruzar la corriente. Entonces, la Rata y el Gato saltaron sobre su lomoy le pidieron que les ayude a cruzar.

El noble animal, bondadoso, aceptó.

Pero, durante el trayecto, la Rata empujó al Gato al agua, y ésta apenas pudo nadar de vuelta a la orilla de partida.

Esta la razón por la que no hay un Año del Gato.

Al llegar el Búfalo a la otra orilla, comenzó a andar hacia la Puerta Celestial, pero poco antes de llegar, la Rata saltó por delante del Búfalo y cruzó la puerta, primero.

En tercer y cuarto lugar llegaron el Tigre y el Conejo.

El Conejo fue dando grandes saltos entre piedras que logró encontrar en el trayecto, pero el Tigre, usando todas sus fuerzas, logró llegar a nado antes a la otra orilla.

Entonces, llegó el Dragón. El Emperador de Jade, impresionado al verlo tan apuesto y majestuoso, le dijo que, además de él, que era el quinto en llegar, su hijo podría ser el sexto. Pero, el hijo del Dragón no estaba con él en ese momento.

Entonces, la Serpiente, que había llegado y escuchado al Emperador, le dijo que era hijo del Dragón. Por eso la Serpiente ocupa el sexto lugar.

En séptimo y octavo lugar llegaron el Caballo y la Cabra. Tras cruzar el río, ambos, muy amables, se dieron paso uno al otro ante la Puerta Celestial. El Emperador los vio con tanta cortesía y modestia, y los ubicó en el orden en que llegaron al río.

El Mono se había quedado bastante rezagado, pero dando grandes saltos entre árbol y árbol, logró alcanzar el río en noveno lugar.

Completaron el orden de llegada el Gallo, Perro y Cerdo.

Así, el orden quedó de la siguiente manera: Rata, Búfalo, Tigre, Conejo, Dragón, Serpiente, Caballo Cabra, Mono, Gallo, Perro y Cerdo.

Como indica el sitio China Highlights, esta festividad cae siempre en la segunda luna nueva, tras el solsticio de invierno (en el hemisferio norte, que fue el pasado 21 de diciembre)

El Año Nuevo Lunar cae en fechas distintas según el calendario gregoriano, usualmente entre el 21 de enero y el 20 de febrero.

Fuente -> http://www.abc.com.py