África supera los 1,5 millones de contagio con la pandemia bastante contenida – Mundo

0
16

JOHANNESBURGO. El continente africano superó este fin de semana el millón y medio de contagios de COVID-19, con la pandemia mayoritariamente contenida y un balance de casi 1,25 millones de personas ya curadas y algo más de 36.000 fallecidos.

04 de octubre de 2020 – 12:28

En concreto, hasta las 13.00 GMT de este domingo, los contagios totales del continente se cifraban en 1.507.262, las altas en 1.249.140 y los fallecimientos en 36.343, según los últimos datos recopilados por Efe hasta las 13.00 GMT de este domingo, a partir de la información de los gobiernos, de la Unión Africana (UA) y de la Universidad Johns Hopkins (EEUU).

Estos datos suponen que África, una región donde vive aproximadamente el 15 % de la población mundial, acumula poco más de un 4,2 % de los casos totales de COVID-19 registrados en el planeta y solo aproximadamente un 3,6 % de las muertes.

En la actualidad, el principal foco de intranquilidad para el continente es la región central del norte, donde el coronavirus ha vuelto a dar señales de crecer en Argelia y Libia y con Túnez en una situación muy problemática a nivel sanitario.

En la zona subsahariana, la pandemia se encuentra mayoritariamente contenida, especialmente gracias a la consolidación de la remisión del coronavirus en la nación que figuró como el gran foco de contagios, Sudáfrica (con 679.716 positivos y 16.938 fallecidos registrados hasta la fecha).

Ese país austral llegó a acumular más de la mitad de los contagios de todo el continente y figuraba hasta hace solo unas semanas entre los cinco países más golpeados por la COVID-19 de todo el mundo.

Para seguir luchando contra la pandemia, Sudáfrica, junto a la India, pidió esta semana en una carta a la Organización Mundial del Comercio (OMC) que considere una flexibilización de las normas internacionales sobre propiedad intelectual respecto a las medicinas usadas contra el coronavirus, a fin de hacerlas más accesibles.

Esas exenciones se justifican, según Sudáfrica y la India, en las “circunstancias excepcionales” impuestas por la pandemia y se deberían mantener hasta que haya una vacuna ampliamente aplicada a nivel mundial.

“Internacionalmente, hay un llamamiento urgente a la solidaridad global y a compartir sin obstáculos la tecnología y el saber hacer para que las rápidas respuestas para el manejo de la COVID-19 puedan ser puestas en pie en tiempo real”, recordaron las dos naciones en su comunicación a la OMC, fechada a día 2 de octubre.

A nivel de contagios totales en el continente africano, a Sudáfrica le siguen Marruecos (131.228 casos; 2.293 fallecidos), Egipto (103.575 casos; 5,970 fallecidos), Etiopía (77.860 casos; 1.214 fallecidos) y Nigeria (59.287 casos; 1.113 fallecidos).

Mientras Europa encara su segunda oleada de contagios, la zona subsahariana se encuentra, a distintas velocidades según cada país, en progresiva reanudación de la actividad y de cauta reapertura de fronteras.

Entre las hipótesis que estudian los expertos para explicar las bajas cifras de contagio y de mortalidad en el continente africano figuran, por ejemplo, la juventud de la población o la posibilidad de “inmunidad cruzada” en un gran porcentaje de la población, por la exposición previa otras cepas estacionales más leves de coronavirus que causan tos y resfriados.

También se contempla que una buena parte de los contagios del continente africano permanezca oculta debido a la escasez de test realizados en muchas naciones y a una gran proporción de casos asintomáticos.

Fuente -> http://www.abc.com.py