AFD recuerda que bajó sus tasas de cara a reactivación, pero aclara que beneficio no es retroactivo – Nacionales

0
31

La Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) recordó que desde finales del año pasado e inicios de este han reducido las tasas de interés de sus productos financieros, tanto para acceso a viviendas como para micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) e incluso programas forestales. Aclaró que el beneficio no es retroactivo, por lo que las nuevas tasas se aplican a los créditos otorgados desde la vigencia de los mismos. Se espera que estos créditos más accesibles contribuyan a la reactivación económica.

20 de febrero de 2021 – 13:05

“Bajamos en la mayoría de los productos, todo lo que es vivienda ya a partir de noviembre del año pasado, y a partir de enero hemos bajado también para pymes, para sector productivo, para desarrolladores inmobiliarios y también para nuestro producto proforestal”, indicó María Fernanda Carrón, presidenta de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), comentando que si bien como banca de segundo piso son los bancos, cooperativas y financieras los que definen los intereses finales, estos también han acompañado la baja de tasas.

“Históricamente las entidades financieras han acompañado nuestra baja de tasas, y en este contexto económico, donde no solo localmente sino internacionalmente se está dando una disminución de tasa; hemos visto en los reportes oficiales tanto de bancos, financieras como de cooperativas que las tasas tanto pasivas como activas están bajando”, destacó.

Insistió que la AFD ha motivado esta situación apuntando a apoyar la reactivación económica, y si bien enero empezó un poco bajo en cuanto los otorgamientos de créditos, principalmente a las empresas, esperan que esto repunte en el primer semestre del año. Tanto para viviendas como “los demás productos hay una baja masiva. Recordó que en la mayoría de los productos no ponen tope a las entidades financieras, ya no quieren que esto sea un obstáculo para que finalmente no se otorguen los créditos.

“Queremos que los préstamos lleguen a los prestatarios -ese es nuestro principal objetivo- y que lleguen por supuesto en tasas razonable y el plazo que necesita la economía para reactivarse”, insistió.

Hay que recordar que un problema recurrente con los créditos es que muchas entidades financieras prefieren no arriesgarse con tasas tan bajas, sobre todo con clientes que pudieran ver afectada su calificación por problemas motivados por la pandemia. Por esto, poner un tope a los intereses si bien puede sonar ideal para los prestamistas, en la práctica se traduce realmente en el no otorgamiento de créditos y una estancamiento de la economía.

El producto de primera vivienda de la AFD es uno de los pocos que tienen tope, siendo otorgados a 6,9% a un plazo de 30 años, pero esto porque la Agencia estatal subsidia un 2,9% de la tasa, otorgando a un 4% a las entidades financieras de primer piso.

“Enero para todo el sistema financiero fue un mes bastante bajo para el otorgamiento de créditos; creemos que las empresas se están reacomodando y esperamos una reactivación mayor para el fin de este semestre”, dijo no obstante Carrón sobre las expectativa en base a este esfuerzo que realizan en ofrecer estos productos a menor tasa.

Ante la consulta de personas que accedieron a los créditos antes de esta reducción, Carrón recordó que reducción no es retroactiva. “Las tasas -siempre recuerden-e son para nuevas operaciones; eso es también habitual, cuando cualquier institución baja sus tasas, lo hace a partir de ese momento”, insistió.

Fuente -> http://www.abc.com.py