Acusan con pedido de juicio oral y público a miembro de banda que robó combustible

0
33

El camión repartidor de combustible, recuperado y el único detenido y procesado en el caso. Está acusado con pedido de juicio oral.

Un pirata del asfalto que junto a otros cinco sujetos robó un camión de gran porte que contenía 34.900 litros de combustible, con emblema Barcos y Rodados, fue acusado por el fiscal de Yguazú, Miguel Ángel Alvarenga, con pedido de elevación de la causa a juicio oral y público. La presentación afecta a Mario Ramón Cañiza Velázquez, afincado en Hernandarias, recluido en la penitenciaría regional de Ciudad del Este, bajo cargo de robo agravado que lo expone a penas que podría llegar a los 15 años de cárcel e incluso 10 años más como medidas de seguridad, conforme la reserva hecha ante el juzgado penal de garantías, a cargo de Teresita Cazal.

La relación de hechos refiere que el 11 de diciembre del año pasado, alrededor de las 22:30, Luis Alcides Vergara, conducía el camión Scania de color azul, chapa  BCX-307, propiedad de la firma ya señalada y al alcanzar el km 49 de la Ruta PY02, un grupo de personas de civil fuertemente armadas hacían una barrera fingiendo ser policías para anunciar el asalto. La víctima fue pasada al fondo de la cabina, boca abajo, siendo despojada de una cadena de plata, su teléfono celular y cuatro marginales se hacen cargo del rodado con su millonario cargamento y retornaron con destino a Ciudad del Este. Los asaltantes consideraron la posibilidad efectiva de rastreo satelital del vehículo y contrataron el servicio de un electricista para deshacerse de algún tipo de control. Ya en cercanías del peaje, el conductor fue intimado a quedarse quieto y sin intentar una eventual huida aprovechando el pago del uso de ruta.

Conforme los desprendimientos de la investigación, la banda criminal tenía por objetivo llegar con el cargamento a la ciudad de Santa Fe del Paraná, donde deberían descargar el combustible, pero en el centro urbano de Minga Guazú fueron descubiertos y perseguidos por una patrullera de la comisaría jurisdiccional. Cañiza Velázquez resultó ser el único detenido en la oportunidad, puesto que todos los integrantes lograron darse a la fuga a pie y luego rescatados por otros integrantes. La conducta desplegada por el delincuente fue calificada como típica, reprochable, antijurídica y en consecuencia punible.

El procesado fue llamado a prestar indagatoria, pero en todos los casos se abstuvo de declarar. La representación pública presentó al juzgado de garantías su cuaderno de investigación con todas las actuaciones y pidió juicio oral y público para el encausado.

Fuente -> http://www.laclave.com.py