Acepar podría ser un clavo de más de USD 50 millones para el Estado

0
24

La posibilidad de que el Estado asuma el millonario pasivo que enfrenta Acepar, que solo conoce escándalos de corrupción desde el inicio de su privatización en 1993, surgió a partir de un proyecto de ley impulsado por los diputados Enrique Mineur (PLRA) y Basilio Núñez (ANR). La norma restablece el pleno dominio público del Estado paraguayo sobre la planta siderúrgica Acepar SA y deroga la ley 1037/93, que inició el proceso de privatización de la empresa. Pese a que se advirtieron consecuencias negativas para el Estado, debido a que sería una confiscación, entre otros aspectos jurídicos y económicos, una mayoría de Diputados impuso la aprobación del proyecto, que pasó a consideración del Senado.En conversación con ÚH, el ingeniero Vinader sostuvo que es categórico que si la siderúrgica vuelve al poder del Estado “tendrá que pagar todas las deudas”. Afirmó que se tendrá que hacer cargo de los pasivos y tomar otra vez los activos. “Eso está clarísimo”, aseveró.Refirió que Acepar hoy tiene como activos tres propiedades de alto valor que estarían valuadas en USD 60 millones y el pasivo de acreedores de unos USD 50 millones, pero hay que invertir en la empresa. Sobre el punto, indicó que para modernizarla con tecnología actual y no solo hacer parches requeriría de unos veinte millones de dólares.Consideró que una de las acciones que se debería hacer es indemnizar el pasivo laboral existente, que ahora no está creciendo por pedido de cese laboral. Estimó que esto costaría unos USD 3,5 millones, con lo cual ya una vez que se reactive la planta se podrá contratar al personal necesario que arrancaría de nuevo.QUIEBRA. Subrayó que se debe ser claro en este tema. “El Estado va a tomar una empresa realmente en quiebra. Hay que ser sinceros, es una empresa en quiebra. No es que le vas a transferir solo las deudas sino todos los activos. Acepar, por más que esté en quiebra, tiene activos muy valiosos”, enfatizó.También admitió que existe la posibilidad de que Paraguay enfrente una demanda hasta internacional ante el eventual caso de que los dueños de las acciones del sector privado consideren que la ley en estudio les está confiscando un bien que les pertenece, hecho que sumaría otro problema a enfrentar, de la serie de procesos judiciales que viene soportando la empresa.Lamentó que durante el debate de Diputados algunos lo hayan considerado de corrupto y responsable de la situación que está atravesando Acepar, cuando “siempre lo que hicimos es tratar de sacar adelante a la empresa y colaborar siempre con todos los estamentos”. Dijo que esas acusaciones, sin pruebas ni sustento, le causan daños difíciles de revertir a su imagen como profesional y como persona.Finalmente, insistió en que se busque la forma de indemnizar a los 500 empleados que tiene la fábrica, a fin de que puedan buscarse un sustento, mientras dure el proceso y definición del destino de Acepar.

Fuente -> http://www.ultimahora.com