7 formas de acelerar un Macbook Pro

0
33

Cuando existen muchos elementos activos en segundo plano nuestro Mac no es capaz de lidiar incluso con las tareas más sencillas, de manera que acabará yendo bastante lento. 

Cómo solucionarlo:

Es conveniente finalizar procesos con la ayuda del Monitor de Actividad, el cual nos muestra qué procesos están consumiendo los diferentes recursos del sistema. Así, si optamos por cerrar, por ejemplo, una determinada aplicación que en esos momentos no nos hace falta, y que necesita mucha potencia de procesamiento, es muy posible que la velocidad del Macbook Pro mejore considerablemente.

Para ello, nos dirigimos a la carpeta de Aplicaciones, y luego pulsamos sobre Utilidades. Justo en este apartado nos encontraremos con el Monitor de Actividad. Pulsamos ahora sobre él, y revisamos la lista de procesos activos y de aplicaciones abiertas en tiempo real. 

Haciendo clic sobre la pestaña Memoria que encontraremos situada en la parte superior, y luego sobre la casilla de Memoria, las aplicaciones y procesos se ordenarán de mayor a menor consumo de RAM. Es aquí donde debemos fijarnos, puesto que cuanto mayor sea el número más potencia necesitarán. 

Para detener ese proceso o aplicación en concreto tan solo debemos pulsar sobre él, para marcarlo en sombreado azul, y seguidamente pulsar sobre el icono con forma de X.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es