5 paradas imprescindibles para una escapada en coche

0
48

De L’Estartit a Palamós

Entre Palamós y L’Estartit hay un rosario de encantadores pueblos: Palafrugell, con sus arenales de Tamariu, Llafranc y Calella; la franja litoral de Pals y su villa medieval, con el mirador del Pedró sobre las Medes y el azul intenso mediterráneo, o Begur y su sucesión de playas y calas de aguas transparentes, ideales para disfrutar de todas las actividades náuticas imaginables.

La mejor atalaya para contemplar esta riqueza es el castillo de Montgrí. Construido entre 1294 y 1301 y situado a 300 metros sobre el mar, desde allí podréis contemplar la bahía de Roses, el Canigó, el Montseny, les Gavarres, el Baix Ter y las islas Medes, una de las reservas de flora y fauna más importantes del Mediterráneo y paraíso para los submarinistas.

Si vas con niños o simplemente si te encanta el mar, merece la pena visitar con los niños el Museo de la Mediterránea, también sede del Centro de Interpretación del Parque Natural del Montgrí, les Illes Medes i el Baix Ter. Además, playas como las de L’Estartit o calas como Montgó invitan a practicar actividades náuticas. Acercaos a la Estació Nàutica L’Estartit-Illes Medes y disfrutad del mar en toda su extensión.

Recalamos en Palamós, una población turística ideal para familias. No dejéis de visitar el Museu de la Pesca y de apuntaros a las numerosas actividades náuticas que ofrece el municipio. 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es