15 enfermedades y problemas que puede sufrir un hámster

0
12

Hace poco que te has hecho con un hámster, te has aprendido al dedillo los cuidados que debes proporcionarle, la alimentación idónea, la dosis de ejercicio perfecta para estar sano y cómo debe ser su casita para que esté muy cómodo. El siguiente paso es conocer las enfermedades que pueden afectarle para así conocer los síntomas y actuar en consecuencia. De todas formas, si en algún momento notas que tu animal está raro o hace cosas extrañas, no lo dejes y llévalo al veterinario. Él es el único capacitado para diagnosticar y el que mejor puede prescribir lo necesario para curar. Y tenlo claro, cuanto antes se atiendan las posibles enfermedades, más rápida y mejor solución tendrán.

Los hámsteres pueden sufrir múltiples enfermedades, la mayoría muy similares a las patologías que nos afectan a los humanos. Así, estos pequeños y adorables roedores pueden resfriarse. Sí, has leído bien. Los hámsteres estornudan, pueden tener dificultades respiratorias y hasta sibilancias en el pecho si se resfrían. También pueden sufrir diabetes, de hecho, las razas enanas como los hámsteres rusos y los chinos están predispuestas genéticamente a padecer esta enfermedad. En los hámsteres dorados esta patología puede aparecer con los años. Del mismo modo que las personas diabéticas pueden llevar una vida perfectamente normal siguiendo unas determinadas pautas y cuidados, un hámster diabético puede vivir bien si se cumplen a rajatabla las indicaciones del veterinario.

Además de las patologías compartidas con humanos, los hámsteres pueden verse afectados por enfermedades propias de los roedores como la cola mojada y afecciones relacionadas con la dentición. La cola mojada es una infección que desencadena tal diarrea que al animal se le moja la cola.

En cuanto a los problemas de dentición, debes saber que a los hámsteres les crecen los dientes sin parar, por lo que deberán contar con objetos especialmente pensados para ellos que puedan roer. Unos dientes excesivamente largos no dejarán que el animal coma.

Ahora que ya conoces un poco más las enfermedades que puede sufrir tu roedor, te contamos qué otras afecciones deben ponerte en guardia, sus síntomas y, lo más importante, la necesidad de que acudas rápidamente a vuestro veterinario de confianza.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es